NUESTRA SEÑORA GAUCHA DEL MATE

PRELUDIO

 

Cuentan que el mate inventó

ña taragüisa Irupé,

si caliente o tereré,

no lo puedo saber yo.

Pero afirmo que encontró

en esta yerba bendita

el imán que necesita

la gente de nuestros pagos,

mientras se suman los tragos

todos se sientan cerquita.

 

Aquí me pongo a cantar

mientras la pava rezonga,

esta argentina milonga,

sólo para acompañar

una mateada sin par,

porque hoy ceba la Señora,

milagrosa cebadora

que en cada mate que ofrece

con su mirada parece

más que Reina, servidora.

 

Sabiendo que va a servir

se hace más grande la ronda,

y en una amistad muy honda

todos quieren compartir.

No hay mucho para decir,

importa la compañía

y sentir que cada día

una fraterna mateada,

en torno a la Madre amada

llena de paz y alegría.

 

Más también se puede dar

que ande el criollo solitario;

como nunca es necesario

que busque abrigo y matear.

Y ahí es bueno recordar

que hay alguien que siempre espera

dispuesta a abrir la tranquera

y a escuchar con atención,

las cuitas del corazón

aún del alma más matrera.

 

Esto que yo voy cantando

es pá todos, pero entiende

sólo el cristiano que aprende

desde que anduvo gateando,

que hay otra Madre mirando

y, aunque ya vive en el cielo

gusta andar por nuestro suelo

en medio de los cristianos

para hacernos más hermanos

sin rencor y sin recelo.

 

Fue inspiración sin igual

esta idea misionera

porque en palacio o tapera

la Virgen con delantal

llama al santo y al bagual.

Y, esto no es un disparate

que se le ocurrió a un orate

dio el Papa su bendición

a esta nueva advocación

"La Virgen Gaucha del Mate".

 

Alguien podría argüir

que esta criollita es muy seria.

Yo pienso que es la miseria

que vé, y el tanto sufrir

que le impiden sonreír.

Pero su rostro trasunta

y sencillamente junta

en su gesto humilde y puro y

tanta paz y amor maduro,

que es respuesta a la pregunta.

 

Vengan todos juntos a mí,

acérquense a mi querencia,

yo comparto la dolencia

del ya grande y el gurí,

criollo, gringo o guaraní.

Si están todos a mi lado

no tiene fuerza el pecado

y renace la confianza,

porque yo soy la esperanza

para este mundo extraviado.

 

ORACIÓN

Madre, dulce paisanita

que tenés los ojos fijos

en todos estos tus hijos

que han acudido a tu cita,

oye el coro que musita

esta sencilla oración:

míranos con compasión

y mientras cebas tu mate

que nuestra alma se dilate

en filial contemplación.

 

EUSEBIO (Misionero)

Este es el seudónimo del padre Darío RODRIGUEZ

de los Padres del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram (Bayoneses)