¡Adelante!
¡Siempre adelante!
Atentos a los signos de Dios,

En los límites de nuestra posición

Abrir los ojos y los oídos para ver y escuchar

1. Los acontecimientos que hemos vivido en los últimos meses y la situación que seguimos viviendo en el país y a la que no escapan nuestras comunidades educativas,

         * Podemos considerarlos como una gran desgracia

         * O como una oportunidad para crecer en humanidad y en la fe.

 

2. La Palabra de Dios, desde el Miércoles de Ceniza nos recuerda que la Cuaresma es el tiempo oportuno, el kairós. Nosotros podemos decir que el momento que nos toca vivir es un kairós, un momento de gracia, una oportunidad única para manifestar quiénes somos de verdad.

Y porque nosotros somos sus colaboradores, los exhortamos a no recibir en vano la gracia de Dios. Porque Él nos dice en la Escritura: “En el momento favorable te escuché, y en el día de la Salvación te socorrí”. Este es el tiempo de gracia, este es el tiempo de salvación (2 Cor6, 1-2)

 

3. En las conclusiones de nuestra Asamblea Provincial de Febrero se dice:

+ Estamos ante una providencial oportunidad histórica, frente a la que tenemos que ubicarnos desde la fe.

+ Empeñarnos en la formación de laicos (p.ej. docentes) y animadores pastorales comprometidos con la realidad: elevar la calidad de la educación que ofrecemos.

 

4. El p. Jacky, Asistente General nos decía durante la Asamblea Provincial que tuvimos en el mes de Febrero:

         * 5. Formación de laicos. Compartir con los laicos la formación para el

                   discernimiento, para la oración como lugar para discernir los

signos del Reino…Relectura de los acontecimientos y

situaciones.

         * 6. Misión educativa: hay una constatación por parte de la Iglesia y

de la sociedad, que muchos de los dirigentes son exalumnos de

colegios católicos – de nuestros colegios -: desafío para formar las conciencias y crear espacios de compromisos con la realidad

 

5. Los obispos argentinos:

         También los pastores hemos de examinarnos. En un país que se

profesa mayoritariamente cristiano no es fácil explicar la presente

crisis sin una grave falla en le coherencia entre fe y vida y en la

catequesis y predicación de la moral social, (Reconstruir la Patria,5)

 

 

6. El Capítulo General de 1999 quiere que los religiosos y laicos seamos místicos de la Encarnación.

 

7. En el Ideario de nuestros Colegios se habla de que los betharramitas tenemos una pedagogía de la Encarnación (Ideario nº 15, 20 y 63)

        

Método de San Miguel Garicoits

para conocer y practicar la Voluntad de Dios

 

1. Intensificar la pasión por cumplir bien con los deberes de la posición  

     actual, aunque no vaya a durar más que un día. (asumir con

      responsabilidad las exigencias de la posición en que se vive.)

 

2. Renunciar a toda idea y a todo sentimiento malo, o simplemente

      desordenado, pues por muy bueno que sea, no hará más que

      separarte. (bien aparente)[1].

 

3. Ponerse en actitud de imitar lo más perfectamente posible a Nuestro

     Señor Jesucristo.(Vivir el Evangelio).

 

4. Rezar. Pedirle a Dios que me haga conocer su santa voluntad en esta

      posición en que me encuentro.

 

5. Examinar en oración los pros y los contras de las diferentes opciones

      que se me presentan.

 

6. Exponer a quien corresponda lo que se experimentó en la oración y el            

      examen. (Consultar para objetivar).

 

7. Tomar la decisión y aceptarla como Voluntad de Dios sin perder

      tiempo, sin poner condiciones, sin volverse a tras; más por amor a

      esas Voluntad adorable que por cualquier otro motivo.

 

San Miguel expone en las cartas los frutos de este ejercicio de discernimiento. podríamos hablar de otros dos puntos más del método:

 

8. Este punto es fruto del realismo del punto de partida: de la aceptación

         de la posición, y de la práctica del método:

         Sigo insistiendo , haga esto y sea sentirá seguro y feliz, sea cual sea

          la decisión que tome en estas condiciones.(Carta 164, T I, pag. 302)

 

9. Este punto es fruto de un punto de partida desviado, que es el punto 2,

         falta de realismo, ilusiones de la imaginación,  bien aparente.

         Sólo puedo exhortarlo a seguir siempre el mismo método, y le prometo

         la vida más feliz aquí abajo y la vida eterna en el otro mundo. pero si

sucede de otra manera totalmente distinta sólo puedo censurar

mucho su conducta y anunciarle toda clase de desgracias para este

mundo y para el otro. (Carta 161, T I. pag. 296)

 

 

La   p o s i c i ó n   según San Miguel Garicoits

 

1. La posición en San Miguel Garicoits es mucho más que el espacio y el tiempo donde uno vive. Es un ámbito de la realidad:

* Son relaciones de la persona con otras personas, con Dios, con las cosas.

     Son deberes, responsabilidades, compromisos que brotan de esas

     relaciones.

* Por ejemplo, La posición de San Miguel en Betharram en la carta 10 de 1834. Son sus relaciones con la diócesis, con el santuario, edificio, personas, actividades, soledad, pobreza, trabajo, oración, experiencia fundante de Dios, relaciones con los curas que quieren unirse a él para vivir el carisma. Son relaciones de encuentro que van enriqueciendo su ser personal.

 

2. La posición es un elemento fundamental de la espiritualidad de San  Miguel Garicoits, como se percibe en su abundante referencia a ella en las cartas.

 

3. La posición es lo que da una dimensión realista a la experiencia de Dios en la fe. En la línea de la experiencia bíblica de la Historia de la Salvación: Un Dios que viene al encuentro de los hombres, que se hace presente en la vida y en la historia de los hombres y que realiza la salvación allí donde se desarrolla la vida de los hombres. Basta abrir la Biblia para descubrir la presencia de Dios en medio de su Pueblo.

En la línea también de la Encarnación: Un Dios que se hace hombre, que pone su carpa entre nosotros, que asume la realidad humana para revelarse en ella y transformarla.

 

4. Es así como la posición es el lugar teológico donde Dios se da a conocer, donde uno puede encontrarse con Dios y donde uno puede experimentar su amor salvador. Descubrir su presencia, escuchar su Palabra, acoger su amor. (R.de V. 65)

Están donde Dios los quiere, para hacer ahí lo que Él quiere, y como Él lo quiere; y sin salir de los límites de esa posición pueden practicar la inmensidad de la caridad (Carta 215, T2, pág 49-50)

 

5. La posición es un ámbito limitado. los límites de la posición:

         - donde se desarrolla la vida del cristiano.

         - donde Dios se revela manifestando su voluntad.

         - donde el cristiano, Hijo de Dios y discípulo de Jesús va dando

     respuestas evangélicas a los llamados de Dios con actitudes

     genuinamente cristianas: humildad, mansedumbre, constancia,

     solidaridad, perdón, misericordia, servicio…

- la respuesta madura a lo que Dios va manifestando, con las              

    actitudes correspondientes produce en la persona una gran   

    consolación, felicidad, alegría, paz interior.

 

6. En la espiritualidad de San Miguel, el realismo de la posición se opone a los afectos
         desordenados, que son más bien fruto de la imaginación, de la ilusión y que llevan a la persona
         que se apega a ellos a vivir engañada y por lo tanto a estar siempre inquieta.

Los afectos desordenados son siempre la expresión de no aceptar el realismo de los límites de la posición, escapando a sus exigencias.

En el sistema ignaciano de actuar por lo diametralmente opuesto en la tentación, la fidelidad a las exigencias de la posición es la manera de combatir las fantasías desordenadas (bien aparente).

 

7. La posición es ambigua. Para el cristiano toda realidad es ambigua. Es la ocasión del pecado, pero es también la ocasión de la fidelidad a la Voluntad de Dios.

 

+ La posición es el ámbito de la tentación:

         No haga caso de todas esas impresiones, molestias, de todos esos

razonamientos dictados por el demonio, sólo consiguen preocuparla

demasiado a menudo. (C.31,32)

Hay que rechazar esas tentaciones: rezando y actuando (c.44)

Ese “hacerse el bocho”: pedir un cambio de residencia (c.44).

¿Por qué dar tantas vueltas sobre su posición? Adelante, Dios lo quiere…No más vueltas, ni más si, ni más peros. (c.107).

  Las tentaciones son inevitables, Hay que estar dispuestos a combatirla con vigilancia y oración, es duro, pero es bueno, hasta necesario. Sin tentación no hay corona.

  También sirven para hacernos conocer nuestra fragilidad y nuestra miseria y la necesidad que tenemos de recurrir a El, de ferrarnos a El, de poner sólo en El nuestra esperanza.

  Las tentaciones nos enseñan a ser compasivos con los demás.

  Nos disponen mejor para alentar a los otros a vencerlas.

  Remedios contra las tentaciones:

         * No desanimarnos, sino confiar en Dios.

         * Oraciones cortas y fervorosas.

         * Poner mayor pasión en el cumplimiento de toda regla, no dándole importancia a la sensación
            de malestar.

         * No dejar de comulgar. (c.78)

 

+  La posición es el ámbito de la cruz.

         Siempre adelante! hacia el fin de su vocación, llevando como una

              guerrera las cruces que van unidas a la posición.(c. 24)

         Realmente, para usted y para mí no es una gran consolación aceptar

y llevar con coraje, con alegría, con constancia las cruces de la            

 posición que Dios nos ha dado, porque la abnegación es más

 grande y la consolación tiene que ser todavía más abundante cuanto

más  denso es el sacrificio.(c.21).

+ La posición es el ámbito de la fidelidad a la Voluntad de Dios.

+ La posición es el ámbito de la imitación o seguimiento de Cristo.

  

¡Adelante, Siempre Adelante!

  

l. Esta expresión la utiliza San Miguel en sus cartas muchas veces en relación con posiciones en las que se encuentran las personas.

 

2. Esta expresión parecería contradictoria con el concepto de posición. Sin embargo, es más que una contradicción, la expresión de la paradoja cristiana que no es “o... o” sino “y... y”.

trascendencia

e inmanencia

humillación

y exaltación

interioridad

y exterioridad

contemplación

y acción

encarnación

y escatología

amor a Dios

y amor al hombre

muerte

y resurrección

fe

y vida

fe

y cultura

¡Adelante, siempre adelante!

en los límites de la posición

 

3. Son palabras que utiliza San Miguel en sus cartas para alentar a personas que se encuentran agobiadas, probadas o desalentadas por situaciones difíciles que les toca vivir.

 

4. La expresión se completa a veces con otras palabras:

adelante, Dios lo quiere

siempre adelante, todo cuanto pueda

coraje, pues... siempre adelante

dando la espalda a todas las tentaciones

pidiendo a menudo a Dios un corazón puro y un espíritu recto para usted
  y para nosotros

siempre adelante, no sólo cuando esté en el Tabor, sino también cuando hay
  que velar en el huerto de los olivos y cuando tenga que subir al calvario

decid: ten piedad de mí, Dios mío! y luego vaya adelante gozosamente

 

5. Es como una fuerza que quiere transmitir San Miguel para que la persona:

ü      acepte la posición por muy dura que sea, con todas sus limitaciones

ü      cumpla en ella con sus deberes (sea fiel)

ü      se convenza de que hace la voluntad de Dios: Usted está donde Dios quiere, para hacer lo que Dios quiere...

ü      y de esa manera (aceptando los límites de la posición) consiga autotrascenderse en el amor. Adelante, dice dinamismo y trascendencia, pero no situacional sino espiritual.

 

6. Sería como la expresión de Novo Milenio Ineunte = Duc in altum: navega mar adentro, hacia lo profundo, hacia lo interior.

 

7. El adelante, siempre adelante! sería como el grito de aliento, para encontrar el sentido salvífico a la situación o posición en que uno se encuentra por duro que sea.

 

8. Ese sentido sólo se encuentra si uno logra tener una mirada sobre la realidad que coincida con la mirada de Dios. Eso se llama, discernimiento:

ü      conocimiento de la voluntad de Dios, saber lo que Dios quiere para vivirlo y de esa manera vivir en comunión con Dios: haciendo coincidir mi voluntad con la suya.

ü      descubrimiento de la presencia de Dios, que por la encarnación vive entre nosotros.

 


Anexo

 

Textos de San Miguel

¡Adelante! ¡Siempre adelante!

 

Tomo I

 

• Carta 3 (cf. algo sobre la posición)

         Si le falta el gusto sensible, adelante! (78)

 

• Carta 20

         El cántico del Nuevo Adán: Aquí Estoy (112)

 

• Carta 21

         Ame a su Dios que la quiere tanto!

            Séale fiel por siempre!

            Siempre adelante!

            No sólo cuando esté en el Tabor, sino también cuando hay que velar en el Huerto de los Olivos, y cuando tenga que subir al Calvario. (113)

         (cf. nota 5 – pág. 113)

 

• Carta 24

Desde ahora Ud. no mirará más para atrás, ni a derecha, ni a izquierda; siempre adelante! hacia el fin de su vocación! Llevando como una combatiente las cruces ligadas de su posición! Teniendo cuidado de no abrazar otras que no harían más que entorpecer su marcha gloriosa... Así que nada de imprudencias bajo pretexto de notificación. (117)

 

• Carta 32

         Siempre adelante! Todo cuanto pueda. (126)

 

• Carta 56 (también la posición)

         Adelante pues! ... Dios lo quiere! (162)

 

• Carta 57 (también los deberes de estado, María al pie de la Cruz)

         No sea demasiado natural, mi pobre hermana.

Coraje! Adelante! Dios la quiere (163)

 

• Carta 59 (nº 14)

         Cuando sucede que Ud está y que hace bien, diga: Así sea.

            Y si le reprochan que hizo algo mal, diga: Voy a tratar de hacerlo bien. Y luego, adelante! Esfuércese realmente por hacerlo bien. (166)

 

• Carta 60

         Estimar y querer la Congregación y encontrar en ella la felicidad y la paz es casi asegurarme la predestinación; para darle el último toque lo único que le falta es ser constantemente fiel en seguir su dichosa estrella. Adelante, pues! (168)

 

• Carta 78

         Coraje, pues! Siempre adelante! Dios lo quiere! Siempre adelante! Dando la espalda a todas las tentaciones. Que así sea! (195)

• Carta 84

         Adelante pues! Pidiendo a menudo a Dios un corazón puro y un espíritu recto para Ud. y para nosotros. (200)

 

• Carta 97

         Adelante! Tenga siempre coraje, un poco más de amplitud en su corazón, mucha confianza en Dios, y esté segura de que Él va a bendecirla según la medida de su confianza. (215) (sigue la posición)

 

• Carta 107

         ¿Por qué tanto razonamiento sobre la posición? No dudo para nada que sea la Voluntad de Dios que Ud. esté ahí. En ese sentido, ahora y siempre, no pedir nada, no rechazar nada; adelante, Dios lo quiere! No de vueltas, ni de condiciones, ni de peros. (230)

 

• Carta 107 – PS

         En los momentos en que la naturaleza se rebela interiormente, yo repito el grito de gracia: “Adelante! Dios lo quiere!” y luego camino. Haga Ud. lo mismo, buena hermana. (231)

 

• Carta 129

         He leído y releído la carta que Ud. quiso escribir. En ella he visto su alma y he comprendido bien lo que ha tenido que sufrir y lo que todavía puede sufrir. Pero, ya lo sabe, es inevitable. La cruz está en todas partes. Solamente, coraje! A una buena Hija de la Cruz no puede faltarle nunca; siempre tiene que tratar de progresar en su santa carrera, siempre adelante! porque el bien está ahí y sobre todo la corona está al final y qué corona! Coraje entonces, buena hermana, siempre y a todo precio. (259)

 

• Carta 132

         Adelante! buena hermana, siempre adelante! Siga haciendo lo que hace y a hacerlo como lo quiere la obediencia; y esté segura de que, a pesar de todas esas tentaciones, Ud. hace lo que Dios quiere y como lo quiere; y créame, predico en medio de esas dificultades, será bendecida por Dios. Amén, amén. (263)

 

• Carta 133

         Adelante pues, en todo caso con la ayuda de Dios! (265)

 

• Carta 149

         Dios sea bendito por los sentimientos que cultiva en su alma, por el reposo y la felicidad (dicha) que le hace encontrar en estas palabras: Adelante! Dios lo quiere! Ruego al buen Maestro, Nuestro Padre común, que siga beneficiándola siempre. Amén. (280)

 

• Carta 160 (sobre la posición)

         Decir: Ten piedad de mí, Dios mío! y luego vaya adelante gozosamente. (295)

 

• Carta 167

         A mi parecer, Ud. triunfará inspirándose en las reglas, sin soltar la presa nunca, yendo siempre adelante, precisamente según las reglas. (304)


[1] Bien aparente (sutil): valorar los resultados de nuestra actuación como discípulos de Jesucristo y miembros de la comunidad cristiana, más que por los valores, criterios, leyes del Evangelio: humildad, servicio, solidaridad, perdón, entrega de la vida, ley interior de la caridad, ley exterior de la obediencia... por los valores, criterios, leyes del mundo: número, cantidad, éxito, fama, confort, placer, ley del mercado, ley del marketing