EL SUEÑO DE UNA PATRULLA MOVIL

Impresionado por el estilo de vida de las religiosas de lgón, apremiado por la gracia de Dios a

iniciar una nueva obra, el P. Miguel se debate en un acuciante conflicto.

Intensifica las Oraciónes y la reflexión. Se va a Toulouse para hacer un curso de ejercicios espirituales. Abre su corazón al R Leblanc, jesuita, quien le revela lo que Dios espera de él: "Dios lo quiere en Betharram. Continúe ejerciendo su ministerio, como lo hizo hasta hoy, y quédese en espera... Siga su primera Inspiración. La creo inspirada del cielo: será padre de una familia religiosa".

El R Garicoits se arrodilla frente a la Virgen de Betharram. "En ese momento - dirá - sentí en mi interior una fuerza que me, llevaba a realizar mi proyecto".

El Obispo también se muestra favorable: 'Comience la obra con confianza, sin adelantarse a la Providencia: siga, con entusiasmo y perseverancia, las inspiraciones".

El Padre Miguel reúne alrededor de sí a sus primeros compañeros: P. Perguilhem, P. Fondeville, P. Guimon, P. Chirou, P. Larrouy.

La Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús empieza así su lento camino, lleno de dificultades y contradicciones. Pero el fundador confía: "cuanto menos es claro en las cosas de Dios, más se camina seguro", porque tiene la certeza de que la Providencia conduce su obra.

Más de una vez había dicho: "Si pudiera constituir una sociedad de sacerdotes que tuviera como programa el mismo programa del Sagrado Corazón de Jesús: disponibilidad y obediencia absoluta, perfecta simplicidad, inalterable ternura. Estos sacerdotes formarían una verdadera patrulla móvil de soldados escogidos, listos para correr a la primera señal donde la obediencia llama, sobretodo hacia los ministerios más difíciles y donde los demás no quieren ir".

Este sueño continúa realizándose aún hoy.

 

 

Reflexión

 

Jesús envía, como Si fueran una patrulla móvil, a sus discípulos (Lc. 9, 1-6) para ser sal y luz de la tierra (Mt. 5, 13-16).

S. Miguel fundó una Familia religiosa que, como patrulla móvil, estuviera a disposición de la Iglesia, al servicio de los pobres, para la educación de la juventud, y para evangelización de los países del tercer mundo ¿Tienes algún ideal para dedicarle toda tu vida?

 

 

 

 Oración

 

Dios y Señor, aquí estoy

dispuesto a cumplir tu voluntad.

Abre mi inteligencia y mi corazón

para descubrir el camino

que me tienes preparado.

Amén.

 

 

  Propósito

 

Ser religioso no es lo mismo que ser sacerdote. Busca a tu catequista para que te explique en que consiste la diferencia