DEJEN QUE LOS NIÑOS VENGAN A MI

La Revolución Francesa había deshecho a las familias y suprimido las escuelas religiosas. Los jóvenes crecen ignorantes, vagos, sin religión, ni moral, ni Iglesia.

El Padre Miguel sabe que la educación es el único remedio.

Por esto, en el año 1837 abre el primer colegio en Betharram. Le asigna a la naciente congregación la tarea de enseñar.

¿Cuál es el método educativo del P. Garicoits? Crear un ambiente ordenado y disciplinado. El trabajo es sagrado y no puede coexistir con la pereza. Será siempre exigente, nunca severo. Cultiva en los muchachos sus buenos sentimientos.

Un día, uno de ellos se escapa del colegio. Enseguida es encontrado y devuelto. "¿Te das cuenta de la pena que has provocado a tus padres, al Señor y a mí? Quédate tranquilo, nadie te castigará; pero la próxima vez procura ser obediente y disciplinado". Y lo bendice.

El P. Garicoits respeta a los muchachos, habla amigablemente con ellos, siempre está a su disposición. Sobre todo se preocupa de su vida interior. Alienta al indeciso, ayuda al que se atasca, felicita al que progresa: busca valorar a todos. Sabe que 'la educación es una obra de amor'. Siempre del mismo humor, se da a ellos con alegría. "En el recreo, literalmente lo asediaban: a menudo cargaba un par de ellos sobre sus fuertes espaldas".

El Evangelio enseña: "Dejen que los niños vengan a mí..."

Desde 150 años, en todo el mundo, los hijos del R Garicoits, los Betharramitas, educan a los jóvenes siguiendo el estilo de su Padre Fundador y como él se ponen al servicio de la Iglesia que les pide "tener la inmensidad de la caridad más allá de lo posible".

 

 

Reflexión

 

"Volver a ser niños" según el Evangelio (Mt. 18, 1-5) no es un asunto de edad, sino una actitud, una mentalidad: significa capacidad de vivir gestos simples, con corazón humilde, abiertos al asombro, al encuentro de las personas, a la confianza en el Señor.

Como en Mateo (10, 13-16), el Padre Miguel siempre está rodeado de niños y jóvenes, que bendice, alienta, ayuda. Normalmente ¿cómo compartes tus tareas de estudio con los compañeros?¿ Los ayudas con generosidad? ¿Conservas la sencillez, la humildad, la a de los niños?

 

 

 

 Oración

 

Inflama, Señor, mi vida

con el Espíritu de tu amor,

para que pueda obrar

según tu voluntad

y amarte en los hermanos

con sinceridad de corazón.

Por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

 

  Propósito

 

Busca cumplir bien los deberes del colegio