AL FIN EN LA CIMA

Cuando era niño, Miguel Garicoits tenía nostalgia del cielo, y quería tocado. Ahora ese cielo lo ha conquistado; ha llegado a la cima de la santidad. La gente, durante su vida, lo llamaba "el santo de Betharram". No se equivocaba. El pueblo "siente" la santidad de una persona. La Iglesia junta todos los escritos del P. Garicoits (17.000 páginas y un centenar de cartas); indaga severamente los milagro realizados; pide oOracións y sacrificios.

El 15 de Mayo de 1899, el papa León XIII inicia la causa de Beatificación del Siervo de Dios Miguel Garicoits. El 10 de Diciembre de 1916 es proclamado "venerable" por el Papa Benedicto XV. El 10 de Mayo de 1923 es "Beato" por boca del Papa Pío XI.

Y el 6 de Julio de 1947 es proclamado "Santo." por el Papa Pío XII. SAN MIGUEL GARICOITS, ha llegado a la cima.

Aquel mismo día ha sido proclamada "Santa" Sor Elizabeth Bichier des Ages, la fundadora de las Hijas de la Cruz, quien participó profundamente n la vida de S. Miguel Garicoits.

Aquí está el perfil, el retrato del P. Miguel, trazado por su compañero, el P. Estrate, 25 años después de su muerte: "Yo veo todavía esa mirada dulce y amable; aquella cabeza algo inclinada como para dar el beso de la paz; aquel modo de ser tan majestuoso; aquella sonrisa abierta a la acogida; aquella paciencia en la escucha; aquella necesidad de ayudar. Oigo su sincera sonrisa llena de simplicidad; el acento profundo y conmovido de las Oraciónes; sus conferencias siempre instructivas e interesantes, sus gritos contra el mal, el desorden, la ostentación. Veo su inmóvil adoración delante del tabernáculo; su inefable piedad celebrando la Misa; su profunda humildad que lo empujaba reencontarse con alegría con sus humildes orígenes; sus sacrificios. ¿Qué puedo añadir más? El recuerdo de nuestro buen Padre es para mi como un perfume de las más preciosas esencias, compuestas de fe, caridad, humildad, celo, obediencia, sacrificio, amabilidad, fuerza, silencio, en fin, de todas las virtudes que forjan a los santos".

El P. Miguel Garicoits amaba recomendar a los suyos: "Dejemos, tras nuestro, una estela luminosa". El mismo dejó detrás de sí una estela luminosísima: su santidad.

Pongámonos en camino, en pos de él, para alcanzar, nosotros también, nuestra cima, nuestra santidad.

Esta es la vida de un pequeño pastor que quería tocar el cielo. Y lo logró.

 

 

Reflexión

 

Lee con mucha atención las "Bienaventuranzas" en (Mt. 5, 1-21). cada cristiano está llamado a ser santo, es decir, verdadero hijo de Dios.

San Miguel ha llegado a santo no por hacer cosas extraordinarias, sino por la fidelidad al deber cumplido, por la generosidad hacia los demás, por la confianza total hacia Dios. Tu también puedes hacer esto, si lo quieres. ¿En que aspectos de tu personalidad puedes mejorar? ¿Qué bienaventuranza te gustaría vivir en especial?

 

 

 

 Oración

 

Te ruego, Señor,

ayúdame a ser santo.

Te lo pido por la intercesión

de San Miguel Garicoits.

 

 

  Propósito

 

Busca comprometerte para vencer cada día tu egoísmo y ser mejor. San Miguel te ayudará.