HAMBRIENTO DE DIOS

Graciana lleva a su Hijo a la iglesia todos los domingos. Miguel queda fascinado con las celebraciones. En casa prepara un altar en el armario mural de la cocina y con les hermanos como monaguillos "reza Misa".

No tiene siquiera seis años, y siente en su corazón un gran deseo de Dios. Reza fuerte, estudia el catecismo Y doma su carácter rebelde.

A los once años, Miguel no tiene aún la edad Para comulgar. En aquel tiempo, a causa de la mentalidad jansenista, uno podía comulgar recién a las catorce anos.

El párroco, a pedido de la abuela Catalina, quien conocía el gran deseo de Miguel, lo invita a prepararse a la Primera Confesión y Comunión. Miguel lo hace con alegría. Cree tocar el cielo. Antes de la confesión general, su madre le dice: "¿Sabes que la confesión es una cesa muy seria? Si la haces mal, la Primera Comunión será sacrílega, y también las que seguirán".

Para su madre, Dios era un juez justo y severo. Para Miguel era, más bien, un Dios bondadoso y Padre amoroso. ¡Deseaba recibir a Jesús como se va al encuentro de mamá, así, con el corazón en la mano.

Miguel empieza a tenerle miedo a Dios; se pone triste. Le dice al párroco que no va a comulgar. Y una gran nostalgia de Dios invade su corazón. Tendrá que redescubrir que Dios es Amor, que Dios tiene un corazón grande, que Dios nos ama y nos salva.

 

 

Reflexión

 

S. Juan, en su Evangelio (6, 22-34) nos reveló cuáles el pan Verdadero.

S. Pablo en la primera carta a los Corintios (11, 23-29), nos revela calme Jesús, Plan de vida, instituye la Eucaristía. ¿sabes qué es la Eucaristía? ¿Te gustaría conocer a Jesús en la Eucaristía? ¿Le dedicas un momento diario de oración al Señor?

Miguel sentía que su vida, sin Jesús, no tenía sentido. Se enfermó por desearlo tanto. Es bueno tener siempre a Jesús en el corazón. Nos hace buenos.

 

  

 

 Oración

 

Jesús mío, creo que Tú estás alli,

en el tabernáculo.

Te amo por sobre todas las cosas.

Te deseo presente también en mi.

Ayúdame a ser bueno y generoso.

 

 

  Propósito

 

Si hoy tomas la comunión, hazlo con seriedad.